jueves, 25 de octubre de 2018

Presentación del ensayo "Guerra submarina. La batalla del Atlántico" de José Manuel Gutiérrez de la Cámara Señán en Real Liga Naval de Madrid

Librería destacada del mes: Santos Ochoa de Logroño

Hace unos días visitamos varias librerías del norte de España y tuvimos el placer de charlar reposadamente con Diego Ochoa, el librero de la magnífica Santos Ochoa de Logroño (Gran Vía) La conversación, que os colgamos aquí, fue un encuentro ameno en el que el librero nos destacó las claves de su trabajo, los retos que tienen para el futuro, la necesidad de sinergias entre todos los actores del sector editorial. ¡Muchas gracias por atendernos Diego!
¿Cómo llegó a trabajar en el mundo editorial? Cuéntenos un poco la historia de su librería.

Santos Ochoa es una empresa de gestión familiar riojana, la historia de este establecimiento comienza en 1915 cuando Santos Ochoa compra la librería “La Rioja” situada en la calle Portales, de Logroño. En 1922, al morir en un accidente ferroviario, le sucede su esposa, Tomasa, y cambia el nombre a “Librería Vda. de Santos Ochoa”. En 1971, uno de sus hijos, Santos, traslada el negocio a la calle Sagasta y funda la “Librería General Santos Ochoa”. Con los años se extiende a otras zonas de la ciudad y desde 1978 hasta 2008 abre cinco tiendas más, dos de ellas con una gran superficie que permite crear nuevos espacios como cafetería y un foro cultural. Además de librería la empresa es también imprenta desde sus orígenes, Gráficas Ochoa.

La gran expansión de “Santos Ochoa” ha hecho que se convierta en un referente del gremio de los libreros no sólo en La Rioja sino también fuera de ella, ya que cuenta con una librería en la capital Soriana y dos en Salamanca y con franquicias en Alcañiz, Barcelona, Bilbao, Cartagena, Coruña, Huesca, Orihuela, Torrevieja y Tudela.

La tradición familiar continúa y ya ha alcanzado la cuarta generación en La Rioja.

Santos Ochoa, un siglo después, ha conseguido constituirse en un referente cultural en toda La Rioja. El paso de los años no ha conseguido frenar su ilusión por seguir creciendo, creen en lo que hacen, disfrutan con su trabajo y aprenden día a día a ser mejores con sus valores de: humildad, alegría, respeto y responsabilidad.

El equipo humano del grupo en La Rioja asciende a más de 60 personas de las cuales la gran mayoría son mujeres tanto en los mandos intermedios como en la dirección.

El Grupo Ochoa (Santos Ochoa y Gráficas Ochoa) en los últimos años han recibido varios premios que confirman el éxito de la actividad comercial que están llevando a cabo.

Algunas de los galardones son:

- En 2005 recibió el Premio Nacional al Pequeño Comercio, destinado a premiar el desarrollo comercial y modernización empresarial, concedido por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, siendo la primera vez que este premio se otorgaba a una empresa de iniciativa privada. Es la única librería española con este premio.

- Premio Mercurio 2005 a la Innovación e Iniciativa Empresarial, Otorgados por el Club de Marketing de La Rioja, los Premios Mercurio reconocen la excelencia de empresas y ejecutivos riojanos. En la categoría de Innovación e Iniciativa Empresarial están aquellas empresas que han destacado por su capacidad emprendedora, creatividad o desarrollo de productos y servicios novedosos.

- En 2007, la Federación de Gremios de Editores de España concedió a Santos Ochoa el Premio Premio Boixareu Ginesta a la mejor librería del año. (A nivel estatal). Este galardón distingue al mejor librero del año.

- En 2009, Librería Santos Ochoa recibió el Premio al Comercio Innovador por su apuesta por la innovación en el comercio, ya que ha desarrollado acciones de promoción, mejora de servicios o de dinamización utilizando para ello nuevos conceptos estéticos, uso de TIC, diseño y presentación de su oferta.

- En 2015 gracias a la revista actualidad económica se obtuvo el premio a “La mejor trayectoria empresarial”.

- En 2015 dos de los establecimientos de Logroño obtuvieron el primer y segundo puesto en el “cliente misterioso” de la Rioja, siendo el único comercio de Logroño en conseguir ambos puestos en la misma convocatoria.

- En 2016 la librería fue la primera cadena en conseguir el “sello de calidad para librerías”. Actualmente sigue siendo la única cadena con este distintivo. Este sello lo entrega el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y es una garantía de que el establecimiento comercial satisface al cliente y vela por su mejora continua. El objetivo perseguido es mejorar la competitividad del comercio minorista, incorporando la calidad de servicio como valor principal de su gestión. El certificado se obtiene tras la evaluación de cada uno de los establecimientos comprobando aspectos relacionados con la disposición del establecimiento, con el trato recibido por el personal y con las condiciones en las que se entrega el producto o servicio adquirido.

¿Qué es lo más duro y lo más gratificante de su oficio como librero/a?

Estamos para ayudarte y nos gusta ayudar a la gente en las necesidades que tenga.

¿Cree que la gente lee menos?

Creemos que la gente lee lo mismo. Tenemos que conseguir nuevos clientes y nosotros fomentamos la lectura para que los más pequeños disfruten de los libros.

¿Qué es lo que demandan los lectores de su librería?

Tenemos un público muy amplio y demandan libros de todas las temáticas.

¿Está notando un incremento en las ventas (o en la demanda) de libros escritos por mujeres?


No hemos detectado tal incremento


¿Cómo trata su librería a los libros de fondo? ¿Nota una demanda similar a la de las novedades?

Somos una librería que pone especial interés en el fondo.

¿Por qué cree que los lectores acuden a esta librería? ¿Qué les ofrece respecto a otras?

Les ofrecemos una atención especializada con un buen servicio.

¿Cómo cree que una editorial como Nowtilus puede ayudar a su librería?

Colaborando con elementos de marketing o realizando alguna campaña.


¿A qué retos se enfrenta su librería?

Hay que estar en continua evolución y mejorando a diario.

Podéis visitar la librería Santos Ochoa más cercana a vuestra residencia si visitáis el listado de librerías

martes, 25 de septiembre de 2018

Librería destacada del mes: Troa-Zubieta liburu-denda

Hace unos días visitamos varias librerías del norte de España y tuvimos el placer de charlar reposadamente con Adolfo López Chocarro, librero de la magnífica Troa-Zubieta liburu-denda en San Sebastián.

La conversación, que os colgamos aquí, fue un encuentro ameno en el que el librero nos destacó las claves de su trabajo, los retos que tienen para el futuro, la necesidad de sinergias entre todos los actores del sector editorial.

¡Muchas gracias por atendernos, Adolfo!



¿Cómo llegó a trabajar en el mundo editorial?

Pues un poco por casualidad, y otro de causalidad, ya que yo venía de ser un gran lector desde niño, pero derivé en la Historia y los archivos, y un verano entre a trabajar en esta librería, para una suplencia de unos meses, me enamoré del trabajo, y aquí llevamos 15 años.

Cuéntenos un poco la historia de su librería.

Pues yo soy un eslabón más dentro de una historia que arranca allá por 1959, dentro de un proyecto de levantar una librería en aquel San Sebastián en la grisura cultural del franquismo, dentro de una iniciativa mayor a nivel nacional, que fue Librerías Troa. De una librería más escolar y universitaria, con los años, se ha ido yendo a un modelo de librería literaria pero muy ceñida al nuevo modelo de librerías activas y con gran agenda cultural, un espacio vivo y dinámico, con selecciones muy bien escogidas y donde lo humano y la cercanía es la clave, algo que creemos que es el futuro.

¿Qué es lo más duro y lo más gratificante de su oficio como librero/a?

Lo duro muchas veces es el amplio horario comercial, el estar dedicado en cuerpo y alma de lunes a lunes, siempre expuesto al público en primera fila, y casi como un modo de vida, y sin pensar nadie en hacerse rico con esto, claro; pero que multimillonarios nos sentimos por todo lo que nos da a cambio: el poder conocer a gente tan encantadora y enriquecedora, clientes, autores, editores, esas charlas y encuentros donde se crea un clima mágico, en el que a uno se le olvida que es trabajo por tanta pasión.



¿Cree que la gente lee menos?

Creo que nunca la Cultura ha sido un algo mainstream, o muy popular, por mucho que nos digan que tiempo pasado fue mejor. La lectura siempre ha sido algo relativamente minoritario, y más en este país. Otra cosa es que la lectura más generalizada como forma o alternativa de ocio haya disminuido frente a la gran oferta digital, o de otros tipos, eso es indudable, y sin duda el gran enemigo de la lectura es el móvil, ese gran “interrumpidor” de tareas y estudio, y ese creador de lectores a salto de mata, sin recorrido ni profundidad.

¿Qué es lo que demandan los lectores de su librería?

De entrada recomendación certera y personalizada, selecciones únicas y con criterio, no “lo que toca / la novedad”, quieren venir a ver qué has preparado; y la experiencia de compra, ese ambiente, esa charla, los encuentros con otros clientes, la sorpresa, el acto que enriquece, o ese libro especial que puedes conseguirle. En cuanto a géneros, nosotros somos literarios, la narrativa de alta calidad literaria es nuestro fuerte, pero no podemos negar que la novela negra y el “amor y lujo” tienen siempre muchos fieles.

¿Está notando un incremento en las ventas (o en la demanda) de libros escritos por mujeres?

Pues yo creo que sí, creo que en especial este año hay un esfuerzo por parte de editores e instituciones por apoyar y visibilizar los libros escritos por mujeres. Ahora, a nosotros no nos gusta este “de mujeres / para mujeres / femenino”, un libro es bueno o no independientemente de género, raza o credo, y así debería ser. Dicho esto, un placer y un deber los rescates y puesta en valor de muchas mujeres injustamente olvidadas o minusvaloradas.

¿Cómo trata su librería a los libros de fondo? ¿Nota una demanda similar a la de las novedades?

Pues en nuestro caso, fondo poco, somos más un librería de rotación. Siempre se tiene una parte de fondo, de clásicos, de obras fundamentales, de obras que a nuestro equipo nos entusiasma y tienes, tanto en adulto como infantil-, pero es una parte que no llegará a un 10/15%. La cuestión es que la demanda es menor, y además es imposible tenerlo todo, imposible por espacio y por gestión, y ya que puede conseguirse en días, preferimos trabajar bajo pedido, o hacer especiales rescatando obras o temáticas concretas.



¿Por qué cree que los lectores acuden a esta librería? ¿Qué les ofrece respecto a otras?

Si hay una cosa que nos distingue al sector del libro de otros sectores, es el precio fijo, la Ley del Libro, que nos iguala en precio y ofertas, lo que hace que la diferenciación entre librerías no se base en algo clave, el precio, sino en servicio y selección, en cuanto a producto, y al espacio, en cuanto a experiencia de compra. En nuestro caso creo que a lo largo de estos años lo que hemos conseguido es un prestigio en cuanto a la calidad de nuestras selecciones y la personalización en la búsqueda del libro que necesita cada cliente, con un trato cercano y sin prisas, y siempre buscando la excelencia en cada elección. Por otro lado, con el cambio de local que realizamos hace ya unos años, hemos intentado configurar un espacio nuevo, dinámico y claro para facilitar la exposición de novedades y fondo, y por otro lado, levantar un espacio cultural propio donde generamos además de actos literarios, exposiciones, talleres, charlas y actividades de crean comunidad lectora y fidelizan a nuestros clientes.

¿Cómo cree que una editorial como Nowtilus puede ayudar a su librería?

Nowtilus ofrece un catálogo amplio, claro y didáctico del ensayo histórico, principalmente, que además de a un público específico y especializado, permite acercar la historia y la divulgación cultural y científica a ese amateur o curioso que busca iniciarse o profundizar algo más en estos temas. Así, es un recurso fácil y fiable, y editorialmente atractivo, y poder cubrir toda esta demanda.



¿A qué retos se enfrenta su librería?

Pues yo creo que como todas las de nuestros compañeros, que no es otro que el cambio del paradigma del ocio, de los nuevos formatos digitales, del rodillo de las multinacionales o grandes grupos que expulsan a otros comercios del centro de las ciudades -por especulación inmobiliaria o tácticas abusivas-, por la pérdida de prestigio del mundo del libro, del conocimiento, de la Cultura entre las nuevas generaciones. El gran problema es el revalorizar el mundo del libro, como objeto artesanal y como herramienta de conocimiento, y por otro lado, crear espacios nuevos y dinámicos, profesionalizados para afrontar los retos del pequeño comercio en el siglo XXI. Casi nada, pero no menos emocionante.

Podéis visitar la librería Troa-Zubieta liburu-denda en su sede: Calle Reyes Católicos, 3 20006 San Sebastián

jueves, 19 de julio de 2018

Antonio Costa habla sobre el nacimiento de la novela "Mateo el maestro de Compostela"

La primera idea la tuve en los años setenta. Me pasaba cientos de tardes contemplando el Pórtico de la Gloria. Para mí era la expresión de la plenitud y la libertad. Leí una monografía de un teólogo de Santiago, leí otras interpretaciones de todas las tendencias. A los 23 años leí “San Bernardo, Europa en el siglo XII”, un libro de mil páginas que me sumergió en aquella época.

Siempre me fascinó la Edad Media, leí miles de libros sobre ella, de Historia, Arte, Filosofía, Religión, Esoterismo. Más tarde me licencié en Historia del Arte. Visité todos los lugares que se supone que influyeron en el Maestro Mateo: San Vicente de Ávila, San Sernín de Toulouse, Santa Magdalena de Vezelay.

Investigué sobre las catedrales, sobre los comienzos del gótico, sobre las corrientes espirituales de la Edad Media, sobre las peregrinaciones, sobre Armenia.

Visité todas las iglesias del camino de Santiago desde Compostela hasta París.En los años ochenta escribí varias versiones, todas las destruí. En los noventa en mi pueblo de Galicia tuve una iluminación: vi la estructura actual de la novela.

lunes, 16 de julio de 2018

Entrevista a Silvia Miguens autora de "Alejandro Romanov"

1. ¿Cómo ha llegado una escritora argentina a escribir sobre dinastías europeas?
Bueno, he de confesar que en principio fue un pedido de la Editorial, pero cuando empecé a investigar me recordé a mí misma con 15 años, en la escuela secundaria, leyendo estas historias de la monarquía; y además de tener que leer o estudiar por obligación, lo extraordinario fue que el profesor de Historia, don Gerónimo Capdepont, un señor con pipa y tirantes, se preparaba a dar la clase y guiñándonos un ojo, siempre empezaba por las intrigas amorosas. Recuerdo, que esto causaba molestias en los padres de mis compañeros. No recuerdo que causaba en los míos, pero a mí sin dudas, me dejó grabada de por vida este gusto por la historia y sus intrigas; en la monarquía las ‘historias de amor’ o por lo menos los matrimonios estaban ligados directamente con cuestiones políticas y sociales. Aquellos matrimonios, aunque en pocos casos por amor, trazaron mapas y fronteras, y dieron lugar a más de una guerra.

2. ¿Podría explicarnos el proceso que lleva a cabo para redactar una novela de estas características (documentación, contrastación de datos, escritura,...)?
Empiezo por investigar algo básico, y curiosamente, conectarme con alguna característica del personaje en cuestión, relacionada con el amor, la soledad, el papel que les tocó jugar en el entorno familiar, y trato, como imagino que ellos se veían a sí mismos (sobre todo las mujeres), de ubicarme como espectadora. Imagino a Catalina, y así conté la historia, como espectadora de su propia vida y su entorno. Figchen, observando y viendo moverse a Catalina La Grande en ese inmenso escenario que es Rusia… Desde lo privado, desde lo más íntimo. El resto, claro, es investigar, pero sobre todo investigar en el entorno político y social. Y tratando de encontrar y comparar las distintas versiones de sus contemporáneos acerca del personaje.

3. ¿Qué tiene la dinastía Romanov que le atrae tanto?
Creo que hubo mucho de fantasía en torno a ellos. Para empezar salvo Pedro el Grande, la dinastía rusa se conformó con personajes de distintas culturas. Nadie era hijo de quien se decía su padre. Catalina era alemana, pero se dijo que era hija de Federico de Prusia, entonces todo es relativo en aquella dinastía. Los rusos, además, por lo menos visto desde acá y desde hoy, son muy torturados, muy bucólicos: ríen bailan y lloran al mismo tiempo. Además en aquel entonces tenían el gran contraste de sus orígenes bárbaros y mezclados con la inmensa cultura que recibieron, gracias a Catalina y a Alejandro I, de Europa. Escritores franceses, arte italiano…en fin. No sé. Me fascinan aquellas historias.

4. Alejandro Romanov es su tercera novela histórica, ¿de dónde nace su interés por las biografías de reyes y reinas?
Como ya mencioné al comienzo, creo que eso me viene de los cuentos de hadas en primera instancia, siempre había reyes, princesas y príncipes encantados; luego vinieron aquellas historias también de amor, que contaba mi profesor de historia, a una edad mía en la que aún tenía a mano aquellos primeros cuentos de hadas… Fue como ver otra vuelta de las mismas historias. Hoy, releo las historias, y recuerdo aquellas metáforas de las hadas buenas de las brujas…entiendo más la metáfora o las encuentro donde no sabía de niña que existían. Además, mi patria, Argentina, se construyó a partir de las guerras de la Independencia de España, de Fernando VII. Y así debía ser. De modo que aunque parezca tan lejano en tiempo y en espacio, no lo es. Toda la historia de los argentinos, y de todos los habitantes del Sur de América se construyó en base a la Independencia de los europeos. Y según las propias controversias entre España, Francia e Inglaterra allá por el siglo XIX. De ahí hemos nacido. Entre conquistadores, con el aval de los reyes de turno, y los conquistados. De modo, que al fin y al cabo no es un tema tan extraño. Por otro lado, mis abuelos paternos eran españoles, y mis bisabuelos maternos vascos franceses… Repito, no son temas tan ajenos. Hay algo que nos une más allá de lo que se ve. Es una cuestión que creo que solo los americanos del Sur en este caso, llevamos en la sangre la historia europea nos pertenece, también conforma nuestro pasado no tan lejano.

5. El título anterior publicado en Ediciones Nowtilus, «Catalina la Grande», ha tenido muy buena acogida de crítica y público, ¿por qué cree que ha conseguido este éxito editorial?
Esto me alegra mucho, supongo que es porque la conté en un terreno más cercano a lo íntimo, su propia voz contando la historia de cómo llegó a ser una reina y a continuar una dinastía poderosa y conflictiva, aquella pequeña y contrahecha niñita alemana. Su eterna búsqueda del amor, pero sobre todo su inmensa capacidad para gobernar semejante nación.

6. ¿Cómo espera que acojan sus lectores esta nueva novela?
Deseo que Alejandro enamore a los lectores como me enamoró a mí. Era el nieto preferido de Catalina, ella lo crió según sus ideologías. Con sus mismos miedos y gustos, era de una cultura incomparable, y de una gran entereza y al mismo tiempo una gran debilidad. Debatiéndose toda su vida entre la carga de tener que gobernar solo por ‘mandato divino’ y al mismo tiempo su gran devoción por la mística y la religión; tal vez para intentar comprender por qué Dios le había endilgado semejante mandato. Es un personaje muy complejo. Inmenso, más aun que Catalina, que además de vencer al gran Napoleón, y reinstaurar las monarquías europeas, supo morirse a tiempo, o retirarse a tiempo, generando una de las más curiosas y hermosas leyendas en Rusia… Además, quise retratar a la par, gracias a esta leyenda, algunas de las inquietudes del gran León Tolstoi…que fue un seguidor de los Romanov, a quien mal o bien dedicó toda su obra. Empezando por Guerra y Paz.

7. Tras la publicación de esta obra, ¿tiene algunos otros títulos en preparación?
En este momento he vuelto a un personaje local, una leyenda urbana de Buenos Aires, también relacionada con la historia, ya que su padre fue el Almirante Brown, un irlandés que dio origen a la Armada Argentina, y que a mediados del 1800, defendió las costas argentinas de los españoles, los franceses, y hasta de los mismos británicos. Pero existen además, otras historias que me gustaría desarrollar e investigar. Sin dudas nunca serán totalmente ajenas a la historia europea, porque repito, los lazos son inevitables en distintos tramos de la historia americana; por ejemplo Flora Tristán, medio peruana y medio francesa, que recorre buena parte de Europa con su militancia socialista, luego de hacer su gran recorrido por el Atlántico, el Cabo de Hornos, y hasta Perú, allá por el 1830. En fin las historias son infinitas como la imaginación y el placer que dan la escritura y la lectura.